¿Qué es un Asistente Virtual?

Un asistente virtual (VA) es una persona que brinda servicios de soporte a otras empresas o personas desde una ubicación remota.

El término se originó en la década de 1990, esa capacidad de trabajar virtualmente ha ocurrido debido a las mejoras que se han realizado en la tecnología, como el incremento de la velocidad del Internet, la posibilidad de intercambiar distintos tipos de documentos, videos entre otros avances, todo esto ha hecho posible que se pueda trabajar remotamente, convirtiendo se tipo de trabajo en una realidad.

Los asistentes virtuales son solicitados principalmente por aquellos emprendedores que son en sí mismos, una marca y además también son requeridos por los negocios en línea que necesitan de ayuda, pero que no desean contratar personal para que realicen ese trabajo en una oficina sino que lo hagan desde donde estén ubicados, desde casa.

Sin embargo, muchas empresas pequeñas y medianas utilizan el soporte virtual, especialmente en tareas específicas como por ejemplo la administración de redes sociales.

¿Qué hacen los Asistentes Virtuales?

laptop asistente virtual

Teóricamente, un VA puede hacer cualquier cosa al igual que cualquier otro personal de apoyo, excepto traer el café. (Aunque cuando el trabajo es a domicilio y se hace café, el VA también podrá hacerlo y traerlo).

Sin embargo, las tareas de soporte virtual no se limitan al trabajo de oficina. Muchos VA proporcionan servicios de marketing, diseño web, asistencia en la contabilidad, entre otros. Una lista básica de los servicios que puede realizar tenemos:

  • Gestionar de agenda (realizar llamadas telefónicas, compra de boletos aéreos, reservas de hotel, entre otros).
  • Gestionar el correo electrónico.
  • Gestionar las redes sociales.
  • Organizar citas.
  • Hacer marketing y relaciones públicas
  • Realizar búsquedas e investigación.
  • Escritura.
  • Creación gráfica.
  • Gestionar sitios web.
  • Llevar la contabilidad.
  • Atención al cliente.
  • Gestionar proyectos.
  • Hacer reservas de viajes.
  • Servicios al cliente.

Algunos asistentes virtuales se especializan en un conjunto específico de habilidades. Por ejemplo, un asistente virtual de marketing o de relaciones públicas solo realiza ese tipo de trabajos.

Otros asistentes virtuales hacen una variedad de tareas, pero siempre dentro de un campo laboral específico.

Por ejemplo, un asistente virtual de bienes raíces realiza muchas tareas, pero solo para clientes de bienes raíces.
La mayoría de los asistentes virtuales llevan a cabo su propio negocio de asistente virtual desde casa.

Esto les permite ganar más dinero (generalmente $15,000 CLP por hora o más, dependiendo de las tareas ofrecidas) y puede ejercer un mayor control sobre las tareas que deba realizar.

Sin embargo, muchas empresas pequeñas contratan asistentes virtuales para un determinado puesto de trabajo o por contrato.

Estos VA generalmente ganan de $6,000 CLP a $9,000 CLP por hora, dependiendo del grupo de habilidades requeridas. Finalmente, muchos VA usan sitios webs, bien sea, de freelancers o micro-trabajo para encontrar proyectos rápidos y de tiempo limitado.

Estos no suelen pagar bien, pero pueden ofrecer un buen comienzo para un nuevo VA mientras se afianza en esta nueva profesión.

asistente virtual

Cómo contratar a un Asistente Virtual

Aunque el soporte virtual es una gran idea de negocio para hacerlo desde casa, conseguir ayuda virtual, es crucial para los dueños de negocios que los realizan desde casa, de tal manera que puedan maximizar los ingresos y hacer más fácil el crecimiento de su negocio.

Como propietario de un negocio desde casa, llega un momento en el que es imposible hacerlo todo, al menos que sea lo suficientemente bueno como para ser eficiente y efectivo en cada paso que dé.

La contratación de un asistente virtual libera tu tiempo para que puedas concentrarte en el trabajo que genera más dinero. Además, muchos asistentes virtuales son mejores que tú en algunas tareas.

Siempre es más rápido y menos costoso a largo plazo contratar funciones en las que no eres un experto.

El primer paso para contratar un asistente virtual es hacer una lista de las tareas que deseas subcontratar.

Haz una lista completa, priorizando las actividades que deseas delegar primero. Por ejemplo, si administrar el correo electrónico te es un proceso lento y tedioso, colócalo en la parte superior de la lista. O tal vez sean los problemas tecnológicos los que te están tomando demasiado tiempo, puedes subcontratar la administración del sitio web.

El siguiente paso es determinar a quién contratar. Existen muchas formas de contratar a un asistente virtual.

Puedes usar un servicio de que contrata y capacita a VA, y así ellos puedan asignarte uno basado en los servicios que necesitas.

Puedes pasar por un servicio independiente como https://www.upwork.com/Upwork (anteriormente Elance y ODesk). La última opción es contratar desde tu red a un referido.

Si bien puedes colocar un anuncio buscando un asistente virtual, encontrar uno que ya esté verificado te ahorrará tiempo y dolores de cabeza.

Cómo iniciar un negocio de Asistente Virtual

Algunas de las grandes ventajas de comenzar un negocio de asistente virtual es que, es rápido, asequible y fácil de hacer.

Existe una gran necesidad por recibir ayuda en determinadas tareas de cualquier negocio, y si ya tienes las habilidades y el equipo para comenzar, puedes encontrar a tu primer cliente y ponerte en el camino de ese negocio rápidamente.

El primer paso es determinar el tipo de servicio que deseas ofrecer y dos, a quién.

¿Te especializarás en una tarea específica, como el diseño gráfico o la contabilidad?
¿Te concentrarás en un nicho de mercado, como los emprendedores en línea o los agentes inmobiliarios?

negocio con asistente virtual

Una vez que sepas lo que estás ofreciendo, querrás establecer el precio de los servicios, que pueden ser por hora o puedes vender paquetes diseñados para reclutar clientes para trabajos a largo plazo.

Es necesario que averigües en tu ciudad o condado, si existe una licencia comercial para que puedas ejercer libremente, pero si estás totalmente equipado para proporcionar los servicios de soporte virtual, ese podría ser tu único gasto inicial.

Una vez que estés listo, puedes comenzar a buscar clientes contactando tu red en línea p haciendo correr la voz para informarles a todos los que conozcas que estas ofreciendo este tipo de servicios.

Considera la posibilidad de configurar una página en LinkedIn y / o un sitio web para que las personas conozcan más sobre ti.

Otras fuentes de trabajo de asistente virtual son el trabajo a distancia y los tableros de trabajo de los freelancers.

Leave a Reply