18 Consejos Para Nuevos Blogueros

No puedo decirte con qué frecuencia alguien me envía un correo electrónico y me dice: “¡No sé nada de computadoras y estoy tan abrumado!”

Tampoco puedo decirte la frecuencia con que alguien me envía un correo electrónico y me dice: “¡Hace un momento no sabía nada de computadoras, pero ahora tengo mi propio blog!”

Independientemente de dónde te encuentres en el proceso, me gustaría recordarte algunas cosas:

1. Ya estás con un paso adelante

Lo que quiero decir es que. Ya por estar metido de lleno en este blog tiene su mérito. No es una tarea sencilla y ya lo estás haciendo. Siéntete orgulloso de ti porque estas adquiriendo conocimientos de tecnología y los estas aplicando.

Me entiendes, ¿cuántas otras personas que conoces en la vida real están comenzando en el mundo de los blogs? ¿Ves? Ya estás un paso delante de ellos.

2. Existe una gran curva de aprendizaje

Todos lo hemos experimentado. No eres solo tú, te lo aseguro.

Tómalo con calma.

Este es un maratón, no una carrera de velocidad. Sé que es emocionante al principio, pero cuando comienzas a sentirte un poco cansado, toma un descanso y vuelve más tarde.

De lo contrario, vas a ser poco productivo y no serás más que un loco porque las ideas buenas dejaran de fluir a un ritmo natural.

3. No es un proceso lineal

Los blogs no son como una receta en la que agregas este ingrediente, luego este otro, lo mesclas todo y te sale la torta que sale en la imagen de la receta, cada vez que sigas las instrucciones.

La configuración del sitio web es bastante simple, pero una vez que hayas hecho esa parte, puedes ir en todo tipo de direcciones y tener éxito (lo que sea que eso signifique para ti) o no ser tan exitoso.

No existe una fórmula mágica que garantice cada paso que des. Pero indudablemente que la perseverancia y el aprendizaje ayudan mucho en el camino.

4. Habrá muchas respuestas de “Depende …”

Cuando recién comenzaba, quería respuestas del tipo “haz esto y eso resultará” a mis preguntas. Nunca lo entendí Todo el mundo parecía darme respuestas vagas, o me respondieron con un “Depende …” Esto me volvió loca, pero pronto aprendí que así es. Déjame ilustrarlo mejor.

Imagina que estás hablando con alguien que nunca ha estado en tu país y te dicen: “Hola, me voy a mudar a tu país de origen”. ¿Cómo debería vivir allí para no tener problemas? “Pregunta difícil, ¿no es así?

Si alguien me hiciera esa pregunta, diría: “Bueno, ¿qué quieres decir? ¿Te refieres a vivir día a día en los Estados Unidos o vivir en Estados Unidos en general? ¿Te refieres a vivir en Maine o en Florida o en Hawái? ¿Te refieres a vivir y trabajar? ¿O vivir e ir a la escuela?

Podría ir en muchas direcciones. Es lo mismo con los blogs. Muchas de tus preguntas dependerán de tu situación.

5. No esperes a que te digan qué hacer

Consigue los conceptos básicos y luego simplemente aplícalos. Si tienes un blog ya iniciado, ya estás en buen camino.

Muchos de nosotros nos sentimos más cómodos al obtener el plan de estudios al comienzo del curso, al leer los títulos de los capítulos al comienzo del libro o al obtener la hoja de revisión antes de tomar el examen.

Nos gusta saber qué esperar.

Nos gusta saber cómo prepararnos. Nos gusta saber lo que se espera de nosotros. Bloguear es diferente. Ve dispuesto a trazar tu propio curso. Porque es un proceso de creatividad y aprendizaje permanente.

6. Acepta la otra cara a solo estar abrumado

A veces, sentirse abrumado hace que los nuevos blogueros se adhieran a otro bloguero y adopten la forma en que otro bloguea, en como hace las cosas.

¡Pero si eres un bloguero nuevo, acepta tu novedad, tus ojos frescos y tu perspectiva de no-sé-cómo-esto-se-supone-que-deba-ser! Puede ser que tengas una idea que nadie ha pensado o probado antes, o que temieron perseguir porque no era la “forma correcta” de bloguear.

La innovación es un acompañante necesario y muchos blogueros nuevos tienen esa chispa original.

7. Improvisa

Suena cursi (y vago), pero te lo aseguro, si estás dispuesto a adentrarte en un territorio desconocido y probar algo nuevo, vas a progresar mucho más rápido.

¿A quién le importa si no sabes lo que estás haciendo o no eres técnicamente inteligente? A mí tampoco me importa. Claro, cometerás errores en el camino, pero la mayoría de ellos serán reparables.

8. Lánzate con un puñado de publicaciones de calidad en cola

Te recomiendo que escribas al menos 10 publicaciones antes de iniciar tu blog.

No solo te dará un pequeño colchón de publicaciones, pero si puedes escribir de 10 a 20 publicaciones y sentir que apenas estás rascando la superficie de tu tema, es una buen indicio que podrás mantener el ritmo de la escritura al paso del tiempo.

Además, es bueno tener un contenido sólido disponible cuando los visitantes lo encuentren. Es difícil convencer a los demás para que visiten nuevamente tu blog si lo intentaron una vez y solo encontraron una publicación de “¡Esta es mi primera publicación!”.

9. Conoce a tu público objetivo

¿Quién es tu lector ideal? Averigua dónde pasan el tiempo y ve allí.

10. Elige enfocarte en tu blog y en una o dos plataformas de redes sociales y hazlo bien

No sumerjas los dedos de los pies en todo solo porque todos los demás lo hacen y dicen que tú también deberías hacerlo.

Haz algunas cosas bien para comenzar. Agrega un poco más a tu repertorio.

Ya que tienes algo más de tiempo y conocimientos. Aplícalos. Esto de llevar un blog trata precisamente de renovarse constantemente.

11. Toma consejos a medida que los necesites y a medida que avanzas

No necesitas tener una idea general de todo lo relacionado con el blog antes de comenzar. Los consejos están en todas partes.

Algunos consejos los podrás usar, otros no. Si solo tienes tiempo para Facebook y Twitter, ignora los de Pinterest. Ningún consejo te va llevar a la cima o va acabar con tu blog.

Debes ir poco a poco para saber cual genera mejores resultados. Bloguear es la aplicación de un compendio de técnicas, estrategias y herramientas.

12. Asegúrate de tener muy claro tu(s) objetivo (s)

¿Para qué es tu blog? ¿Por qué estás blogueando? ¿Por diversión? ¿Por dinero? Publica esos objetivos en forma escrita en alguna parte.

Cuando te sientes a trabajar, pregúntate si lo que estás haciendo, esto te ayuda a acercarte a ese objetivo.

13. Más adelante encuentra blogueros que parecen tener los mismos objetivos y míralos

Ten en cuenta lo que hacen y como lo aplican en reiteradas ocasiones. Averigua cómo lo están haciendo.

Considera por qué lo están haciendo.

A veces eso puede significar que tienes que realizar ingeniería inversa en algo, es posible que tengas que buscarlo en Google o incluso puedes preguntar de manera directa. Se curioso y observador. Quítate el sombrero de observador casual y ponte tu sombrero de detective.

Esto no es para que te conviertas en su clon. Es para que sepas dónde enfocarte pero a tu manera.

14. Conéctate con los demás

Hace mucho tiempo, cuando los blogs eran raros, el solo hecho de tener uno te hacía destacar. No es así hoy. Existen millones de blogs. Las cosas han cambiado.

Ahora, para sobresalir, debes unirte a los demás y participar en la comunidad. En las redes sociales.

15. Sé flexible

Bloguear es un proceso que cambia constantemente.

Es una bestia completamente diferente hoy de lo que era cuando comencé en el 2004. Los blogs tienen una vida útil, por lo que si quieres que los tuyos se extiendan y perduren en el tiempo, siempre debes estar aprendiendo y adaptarte a los cambios.

Rutinariamente mira hacia adelante, proyecta lo que podría ser el próximo nivel al hacer tu blog. Mantén una lista actualizada de formas de expandirte.

Piensa en cosas nuevas que podrías ofrecer a tus lectores. Mantén tus ojos y oídos abiertos para las cosas que tu público objetivo está buscando pero que no puede encontrar.

Sigue a los pioneros, los motores y agitadores en tu nicho; incluso si no participas activamente en la conversación, entérate de lo que están hablando. Mantente informado.

16. Google es tu (mejor) amigo

Estoy desanimada No puedo ayudar a todos los que me envían un correo electrónico con preguntas.

¿Pero honestamente?

Muchas veces, solo busco una respuesta y te la doy de todas maneras. Ese es mi pequeño secreto.

Haz lo suficiente y eventualmente te convertirás en una experta de Google y luego podrás descubrir casi cualquier cosa. (Y esto es lo que hago cuando recibo errores y advertencias).

17. Sigue adelante

Asiéntate para recorrer un camino largo. Construir un blog exitoso es un camino difícil. No verás los resultados de la noche a la mañana. Pasarán semanas y solo oirás grillos.

Te preguntarás si vale la pena. Los comentarios y seguidores serán pocos y distantes (si es que los hay). No ganarás un centavo por meses. Créeme, es normal. Muy normal. Nueve de cada diez blogueros han estado allí.

Ciertamente estuve allí. Solo continúa.

18. Como bloguero nuevo, tienes (al menos) una ventaja

No tomes esto de la manera incorrecta. Sé que todos queremos estar mucho más adelante en el camino en el que estamos.

Pero estás donde estás, así que acéptalo. No te dejes atrapar por tener todo “de manera simple” o asegurándote que todo siempre estaré “bien”.

Ese no es el ritmo natural de la vida. Habrá dificultades y sabrás como superarlas.

Una de las mejores cosas de comenzar un blog es que puedes cometer todo tipo de errores y no importa porque nadie lo está leyendo todavía. Claro, podrías enfocarte en el hecho que no tienes muchos seguidores al principio o que cuentas con mucha libertad.

¿Qué sigue?

Si deseas ganar dinero con tu blog, asegúrate de hacer estas cosas antes de comenzar.

Pablo Diaz

Hola, me llamo Pablo Díaz Espinoza soy de Santiago, Chile y te doy la bienvenida a mi blog. Por medio de mi sitio web, Eventioz, tratare en lo posible de compartir toda la información y brindare todos los accesos directos que te ayudaran hacer dinero en línea de la manera más sencilla posible.

Leave a Reply